POR: Bacánika Viernes, 08 Mayo 2015

Entre sintetizadores, distorsiones y cumpleaños, así fue el primer concierto de The Horrors en Bogotá. 

THEHORRORS

L


a banda inglesa The Horrors es verdaderamente darks. Su sonido, que a veces recuerda a The Smiths y a Joy Division, mezcla la improvisación, el ruido, muchos sintetizadores y unas letras sombrías que no necesariamente apelan al pesimismo para transportar a los oyentes a atmósferas psicodélicas y profundas. 

Su primer concierto en Bogotá se anunció con muy poco tiempo y, quizás por eso, no atrajo al suficiente público a la pequeña tarima de Armando Records. Así, entre unas doscientas personas, la banda ofreció un “show íntimo”, como prometieron los organizadores: sin artificios ni una gran puesta en escena, con una sencillez acogedora, tanto que el bajista Rhys Webb le pidió a la audiencia que le cantara el “feliz cumpleaños” a su abuelita, Eileen. Todo quedó en familia.

Al final, la presentación no fue solo para los fanáticos de la banda y se veía la cara de satisfacción de la gente cuando encendieron las luces, aunque desgraciadamente algunos se quedaron esperando canciones del primer álbum de The Horrors, como “Jack the Ripper”.

 

Etiquetas:

Música