POR: Luis Daniel Vega Jueves, 21 Noviembre 2013

 
Esta descarga libre, hecha en Colombia, demuestra que seguimos haciendo muy buena música.

Audiotrópico | Asciende | Independiente | 2013

A pesar del regionalismo, la música tropical encontró feliz aceptación en el altiplano cundiboyacense desde la década del cuarenta cuando, por ejemplo, Antonio María Peñaloza consiguió empleo en la Emisora Nueva Granada o la orquesta de Lucho Bermúdez se instaló oficialmente en Bogotá para tocar en el Hotel Granada. Por eso, ya no es extraño que en este puerto enclavado en las ariscas montañas de la cordillera oriental se cocinen a buen fuego proyectos como Audiotrópico, joven banda conformada en el año 2005 por la iniciativa del guitarrista Santiago Briceño, el pianista Daniel López y el baterista Juan Camilo Molina. Luego de su debut en 2007 con un disco que pasó más bien desapercibido, esperaron unos años para soltar toda su calentura con Asciende, una grabación bien cuajada que sorprende por los certeros arreglos de los vientos y por su justa mezcla entre funk, rock, salsa, timba y jazz. Con diez cortes originales y una versión de “Pa la playa”, de Radio Malanga, Audiotrópico nos recuerda el sonido noventero de los Funky Cubonics.

 

La 33 | Tumbando por ahí | Independiente | 2013

La ilusión de que estábamos viviendo “la época dorada” de la salsa en Bogotá nos tomó por sorpresa en el último lustro de la década pasada: una veintena de bandas irrumpieron en la vida nocturna de la ciudad y todos terminamos bailando salsa. A pesar de un puñado de buenos discos y una intensa actividad en los bares de la Avenida Primero de Mayo y del Centro, la batería se acabó muy pronto. Sobreviviente indiscutible de la fugaz escaramuza, La 33 ha permanecido en pie de lucha. Sin la necesidad de demostrarle a nadie –ni siquiera a los más feroces detractores– que se trata de una de las mejores orquestas de salsa de la historia reciente de la música en Colombia, La 33 ha alcanzado su pico de madurez con Tumbando por ahí, un registro en onda muy retro que, paradójicamente, suena refrescante. Grabado en bloque con la complicidad de Richard Blair –Sidestepper–, el asunto se torna efervescente con descargas arrolladoras como “40 yere” la instrumental “Shooting mambo”, la venenosa “Tumbando por ahí” y, especialmente, “Patacón con queso”, una pieza en la que el pianista Santiago Mejía dispara todo el arsenal que se había guardado en los tres discos anteriores. Esta última canción aparece en la descarga libre que presentamos en esta entrega.

Fatso | FatsO | Independiente |2013

Los escasos veintinueve minutos que dura FatsO, el disco debut de la banda del mismo nombre, son suficientes para dejarnos exaltados y para que se nos pasen por la cabeza nombres como Willie Dixon, Gregory Porter, Marc Ribot, Otis Redding y, evidentemente, Tom Waits. Pero, ojo, ¿ser original es una condición para que una banda resulte atractiva? No, definitivamente no. En este caso, su cercanía al viejo sonido sucio de las territory bands de los años treinta o al blues cabaretero de los cincuenta son solo un par de motivos para caer rendido ante su encanto. Liderada por el contrabajista Daniel Restrepo (a quien ya conocíamos desde hace rato por su trabajo al lado de Seis Peatones, Asdrúbal y su fenomenal sello Reef Records), Fatso presenta ocho canciones que con cierto sarcasmo nostálgico hablan de la calle y las mujeres extrañas. Aunque el álbum es un deleite, recomendamos ver a la banda en vivo para poder disfrutar en todo su esplendor la desgarrada voz de Restrepo, los insinuantes coros femeninos y una cuerda de vientos arrolladora, quizás la más cojonuda de la escena del jazz local.

Damián Ponce | Cinco | La Distritofónica | 2013

Si bien es cierto que la música contemporánea colombiana goza de un momento creativo y pujante, la escasa producción discográfica ha sumido en la marginalidad el trabajo de al menos treinta compositores jóvenes, nacidos a finales de la década de los setenta. Por eso resulta significativo que en un tiempo, relativamente breve, Damián Ponce haya editado dos discos monográficos con parte de su obra escrita entre los años 2003 y 2013. Luego de Disímiles (2009), Ponce acaba de publicar Cinco, una grabación en la que recoge obras inéditas para varios formatos de cámara interpretadas por el cuarteto de cuerdas Q- Arte, el trío Monplaz, el trío de guitarras Trip Trip Trip, el Cuarteto Alere, Antonio Correa, Enrique Mendoza y Alejandro Forero, este último, miembro de la banda Meridian Brothers donde, a propósito, Damián Ponce toca la batería. Acá no hay música difícil, solo se necesitan oídos desprevenidos para gozar (¡sí, gozar!) por ejemplo, “Días de papel”, una nerviosa pieza escrita a partir del clásico cortometraje homónimo de Jorge Silva, un ilustre desconocido del cine colombiano.

Suricato | Rosario de plumas | La Distritofónica | 2013

¿En qué saco se puede meter la música de este quinteto bogotano? Para los rockeros podrá parecer muy jazzero y para los jazzeros, evidentemente, el asunto será más bien estridente. A riesgo de encasillarlos, pero con el afán de poder lanzar una pista acerca de su sonido, nos atrevemos a decir que lo de ellos es una suerte de pop experimental en la línea de Björk, PJ Harvey o tUnE-yArDs. Su segundo disco, luego del sorpresivo Remolque juguete (2011), está lleno de contrastes sonoros que se sostienen a buen pulso gracias a un formato inédito (voz, trombón, guitarra, contrabajo y batería) a través del cual la banda puede filtrar lirismo, agresividad, gritos, susurros y disonancias. Desde lánguidas canciones que parecen letanías surrealistas (“Rosario de plumas”, “Montañita”, “Parásito”, “Radiografía”), hasta la oscuridad estrepitosa de “Escaparate” y “Goky”, pasando por miniaturas calibradas a buen ritmo punk como “Relicario”, Rosario de plumas despista y nos invita a seguir desconfiando de las estrechas categorías musicales.

Y si ya se leyeron toda esta carreta –o la ignoraron–, aquí están las cuatro canciones para que las descarguen libremente.

SONIDOSVOL1

separador
Aspectos Legales

• Descargue libremente estas canciones.
• Todas las canciones tienen una licencia Creative Commons.
• Puede descargarlas y compartirlas libremente siempre y cuando cumpla la siguiente atribución:
   Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor.
• No busque fines comerciales.
• No altere las canciones.
• Para más información: Licencia Creative Commons.
• Atribución No Comercial No Derivada 2.5 (Colombia)

 

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE