POR: Luis Daniel Vega Lunes, 28 Abril 2014


Descarga libre con música de @EstebanCopete, @ciegossordomudo y @plannes
en #SonidosBacanika.

Ciegossordomudos | Mejor animal | Independiente | 2014 

De las 45 bandas que hace veinte años se dieron cita en la primera versión de Rock al Parque, tan solo 7 agrupaciones locales sobrevivieron al implacable paso del tiempo. Dentro de este selecto “club” –al que pertenecen Kilcrops, 1280 Almas, La Derecha, Aterciopelados, Morfonia y Leishmaniasis-, Ciegossordomudos se ha mantenido en pie de lucha, a pesar de que no es un misterio que el público rockero bogotano brilla por su ingratitud. Sin embargo, no han dado el brazo a torcer desde 1999 cuando publicaron aquel inolvidable Ciegossordomudos, disco donde definieron muy bien su estilo que mezclaba con gracia funk, blues, pop progresivo y bastante buen humor en las letras. Hoy esa rúbrica permanece intacta con Mejor animal, un álbum que contiene seis sencillos publicados entre 2011 y finales de 2013, además de cuatro temas inéditos dentro de los que se destacan “Por un beso” y “Plan maestro”, dos ingeniosas retahílas a medio camino entre el despecho y el descaro. Con su tercera placa, este trío de bogotanos confirma que, tal cual la frase con la que alguien describió a The Who en 2007, “los viejos están bien”.

Kinteto Pacífico | Goza con mi bambasongo | Independiente | 2014

Heredar por vía directa la leyenda de una celebridad debe ser un asunto bastante incómodo si damos por sentado que siempre habrá alguien dispuesto a lanzar una recriminación.  Podría uno optar por retirase al cómodo anonimato y dejar que el mundo siga su rumbo. Ese no es el caso del joven marimbero y clarinetista Esteban Copete, nieto del legendario compositor bonaverense Petronio Álvarez. Sin sacar provecho de su honorable parentesco, Copete se ha labrado una brillante carrera alejado de dádivas y reconocimientos premeditados. De eso da cuenta Kinteto Pacífico, una agrupación asentada en Cali que desde su aparición en 2008 mostró como se puede mantener con vida una tradición sin que esta se convierta en pieza de museo o postal ornamental. Goza con mi bambasongo, su segundo disco como líder del combo, es un deleite para los que apenas seguimos descubriendo el maravilloso y complejo universo sonoro del currulao y la chirimía, los dos patrones rítmicos sobre los que está asentada buena parte de la música de las comunidades afrocolombianas del Litoral Pacífico. Dos composiciones originales de Copete, cuatro de su abuelo, y tres más de ilustres desconocidos como Cecilio Lozano, Zully Murillo y Eida Caicedo, componen esta sabrosa grabación que no tiene presa mala. Para la rumba recomendamos “Polique” y para la introspección “Despedida”.

Charles King | Champeta fever | El Picó Producciones | 2013

Más allá de la fachada hipócrita y estereotipada que pudimos ver en Bazurto, ese novelón recién puesto en la pantalla por Caracol Televisión, existe un lugar real al que pertenece Charles King, “El Palenquero Fino”. Nacido en 1966 en Concepción Palacio, Venezuela, arribó a San Basilio de Palenque en 1967 donde aprendió a improvisar historias que hablaban de muertos. En la adolescencia se trasladó a Cartagena, se dedicó a vender frutas con su abuela Celestina en el barrio Manga, fue cotero en el mercado Mayorista e, inspirado por Pambelé, practicó el boxeo. Al lado de una de las bailarinas de Son Palenque, King se metió de lleno en el cuento de la música. Hizo coros  en la banda Ane Swing, fundó el grupo Kazta y finalmente se lanzó como solista en 1997. A lo largo de su carrera, este cronista caribeño ha compuesto alrededor de 200 canciones que no solo hablan de calentura. Paralelo a esa procacidad natural de la champeta, ha tenido tiempo para indagar en la problemática social de los afroamericanos, el racismo, el narcotráfico, la corrupción y la discriminación de Cartagena, esa ciudad que no se parece en nada a la retratada en la novela de marras. Luego de muchos años de carrera, Charles King por fin lanza su primer disco como solista. Se trata de Champeta fever, un batazo de sabor producido por Richard Blair en la que encontramos éxitos como “Gigoló”, la muy crítica “Bicarbonato”,  “El chocho” y “Cuando te fuiste”, esta última, una redención amorosa que revierte ese imaginario lúbrico donde, infortunadamente, ha quedado arrinconada la champeta.

Planes | Las Américas | Hermoso Ruido | 2014

La banda bogotana Planes –mejor conocida como Planes (Estudios Universales)- pertenece al cuidadoso catálogo de Hermoso Ruido, un sello que desde hace un tiempo ha consolidado una tendencia en lo que tiene que ver con el pop, el rock, la cumbia electrónica y el folk en Colombia. Al lado de buenas propuestas como Telebit, Palenke Soultribe, Esteman y Mateo Lewis (algunos de los proyectos que hacen parte de la familia Hermoso Ruido), Planes muestra una refrescante faceta introspectiva y algo nostálgica del sonido new wave ochentero. Conformado en la actualidad por Pablo Escallón, Daniel Nassar, Daniel Montes- Valencia y Javier Ojeda, el cuarteto posee un dejo melodramático expuesto con sutileza en Las Américas, su disco debut que bien podría ser la banda sonora de una película de Wes Anderson. “Barco de río”, “Descontentos animales” y “Fue siempre lo mismo” dan cuenta de la conexión que tienen con el mundo melancólico, naif y onírico del director norteamericano. De todas maneras, se dan licencias ruidosas como “Vecindad” y despistan al oyente con “Pets”, una canción a buen ritmo caribeño no exenta, claro está,  de esa marcada predilección por los dramas ingenuos, tan bien representados por la voz rumorosa de Escallón. Describir su género sería entrar en el terreno de la controversia; claro que para dar pistas, nos atrevemos a decir que lo de Planes es una suerte de folk ensoñado del cual es difícil escapar.

Y si ya se leyeron toda esta carreta –o la ignoraron–, aquí están las canciones para que las descarguen libremente.

SONIDOS5

separador
Aspectos Legales

• Descargue libremente estas canciones.
• Todas las canciones tienen una licencia Creative Commons.
• Puede descargarlas y compartirlas libremente siempre y cuando cumpla la siguiente atribución:
   Debe reconocer los créditos de la obra de la manera especificada por el autor.
• No busque fines comerciales.
• No altere las canciones.
• Para más información: Licencia Creative Commons.
• Atribución No Comercial No Derivada 2.5 (Colombia)

 

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE