POR: Andrea Melo Tobón Miércoles, 01 Junio 2016

 En Colombia la palabra rebusque es casi un símbolo patrio: basta recorrer unos cuantos kilómetros hacia cualquier dirección en cualquier lugar del país para ver a una persona haciendo negocio con lo impensable y las correas no podían ser la excepción.

Decidimos preguntarles a las personas que se encargan de cuidar los objetos considerados ilegales dentro de espectáculos como conciertos o partidos de fútbol y saber un poco sobre el por qué emprender un tipo de negocio que depende mucho de fechas programadas y que muchas veces no son continuas e indagar sobre esas rarezas que han ido a parar a sus manos. 

 

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE