POR: Andrea Melo Tobón VÍDEO: Erick Espejo Domingo, 13 Septiembre 2015


La restauración de piezas de arte no es tan sencilla como soplar y colgar. Aquí están los procesos que intervinieron en la recuperación de piezas de colección de la Universidad Nacional que van más allá de la pintura o la escultura y que son arte en sí mismos.
  
L

a academia también es un espacio de memoria, y a pesar de que muchas de las creaciones que nacen allí mueren con los años, hay ciertas piezas que han sobrevivido al tiempo, a las bodegas y al papeleo. La Universidad Nacional de Colombia decidió emprender la tarea de recuperar un gran número de colecciones de valor patrimonial relacionadas con diversos ámbitos del conocimiento. Aquí trabajaron las facultades que de alguna manera u otra tienen un espacio para salvaguardar algunos proyectos que han emprendido a lo largo de los años.

La idea de recoger y exponer estos objetos fue de la Dirección de Patrimonio, que recuperó colecciones de arte, astronomía, medicina, ciencias forenses, geografía y astronomía en la muestra Mechané: máquinas de conocimiento. “Es un punto de vista crítico para ver de qué manera la universidad está mirando al país, al cosmos, al territorio, incluso a la salud… Brinda la posibilidad de devolverle a la institución esta capacidad de resolver problemas específicos que nos incumben a todos”, dice Alejandro Burgos Bernal, curador de la muestra y jefe de la división de museos.

Por una parte, está la colección de Historia de la Medicina y del Museo de Ciencias Forenses: máscaras de cera que retratan enfermedades de la piel y objetos que tienen que ver con el delito, el asesinato y la inmoralidad que se presentan junto a piezas de la colección del Museo de Arte de la universidad, como seis paneles de Luis Caballero. “La idea es recuperar lo propio del cuerpo, la enfermedad, los fluidos como una manera de conocimiento del mundo desde lo orgánico, un cuerpo que no es tan limpio ni tan estético, sino un cuerpo real, que respira y se pudre”, afirma Burgos.

En este proceso de restauración también se encuentran mapas de Agustín Codazzi que revelan la manera en la que se fue conociendo y formalizando Colombia, este espacio lleno de montañas, de ríos y de selvas. Algo muy peculiar de esta colección son unos fragmentos en los que el geógrafo escribió descripciones de los habitantes en los espacios en blanco que quedaban entre los ríos y las montañas. A partir de estos objetos y una serie de grabados de Luis Rengifo, hay pinturas de Jaime Tarazona y de Norma Zárate que amplían la mirada de territorio que pasa de lo geográfico a lo político y social.

Esta es la primera vez que se restauran piezas de papel del Museo de Arte de la Universidad Nacional. “La obra de Luis Ángel Rengifo, Violencia, es muy importante para la historia del arte del país porque fue una apuesta por mezclar el arte y la política para hacer un denuncia a través de la imagen. Varios artistas usaron técnicas como el aguafuerte o la serigrafía como un deseo de masificación de las imágenes, en esa medida para nosotros es un honor estar restaurando estas piezas”, confiesa Jenny Díaz, parte del equipo del Claustro de San Agustín. 

Otra parte de la colección incluye objetos del Observatorio Astronómico Nacional, como unos cuadernos del maestro Julio Garavito que tienen los cálculos y dibujos del cráter de la luna que lleva su nombre, además de otros mecanismos de medición científica que se cruzan con fotografías como Manu con pájaro, de Hannah Collins, y pinturas como Bendición, de José Alejandro Restrepo, “la exposición está muy ligada al cuerpo que escribe, que trabaja, que mide el territorio, que mira el cielo o se enferma”, afirma el curador.

Para Burgos, la construcción de memoria es la principal tarea de la Universidad Nacional, “buscamos crear un espacio en el que se hable de lengua, ética, estética, dolores, expectativas e intereses que compartimos y eso se construye solo cuando hay una memoria en común a partir de objetos que han permanecido en el tiempo y que son capaces de hablar por sí mismos”, concluye.

 

Etiquetas:

Arte

RECOMENDADOS

INTERESAR

RECIENTE