¿Orgánico?

Este es un panorama de lo orgánico, más allá de la etiqueta. 

La palabra “orgánico” ha tomado fuerza por la creencia de que genera mejores hábitos alimenticios y reduce el impacto negativo en el medio ambiente, pero más allá de las opiniones: ¿qué es lo orgánico?

La Real Academia de la Lengua Española define lo orgánico como cualquier cuerpo que tiene una aptitud de vivir. De ahí se podría inferir que casi todo lo que brinda la naturaleza es orgánico y, por ende, las frutas y verduras lo son sin importar su proceso de producción. Sin embargo, este término se convirtió en una etiqueta para referirse a algunos alimentos que evocan salud y exclusividad.En pocas palabras, los alimentos a los que ahora se les ha puesto tal sello son los que han sido producidos sin procesos sintéticos. Fedeorgánicos define la práctica orgánica como un sistema de producción de alimentos que sostiene la salud de los suelos, los ecosistemas y las familias, basada en procesos ecológicos y ciclos que se adaptan a las condiciones de determinado lugar, sin usar insumos químicos. Entonces, más que una moda por comer saludable, la alimentación orgánica debe ser tomada como una política agraria sostenible.

Según la institución, en el Informe Anual IFOAM, “En Colombia se presenta un comportamiento de crecimiento anual de 15% y el consumo se centra en supermercados de grandes superficies y exportaciones específicas”. El mercado orgánico va creciendo, aunque es necesario llegar a acuerdos justos para aumentar la oferta y tener mayor cobertura de los sectores de la sociedad que pueden consumir este tipo de alimentos, ya que suelen ser caros.

Con este fenómeno, y para dar un panorama más amplio, aquí hay diez puntos que hablan sobre los alimentos orgánicos, sus ventajas y sus lados flacos.

ORGANICO-VS-NO-ORGANICO-INSIDE-3

1. ¿Qué es un producto orgánico?

“Para no enredarnos en términos técnicos, llamamos orgánicos a los alimentos que durante sus etapas de producción no utilizan fertilizantes, herbicidas o pesticidas químicos, como tampoco lo hacen los suelos en los cuales son cultivados”. Dice Diana García, dueña del restaurante orgánico Germinario.

2. ¿Cómo se identifican los productos orgánicos?

Luis Betancourt, Presidente de Fedeorgánicos, afirma que no tienen una particularidad a simple vista. Estos alimentos suelen ser pequeños porque no contienen químicos y son de colores menos vistosos. En un supermercado se pueden reconocer por su certificación orgánica, aunque en tiendas o plazas se debe apelar a la confianza. ¿Saben mejor? Eso depende del gusto de cada cual.

ORGANICO-VS-NO-ORGANICO-INSIDE-1

3. Calidad, salud, nutrición…

Algunos mitos atribuyen a los alimentos orgánicos más vitaminas y valor nutricional, afirmación que tambalea entre científicos. Diana García dice que los alimentos orgánicos poseen mayor valor nutritivo porque se producen respetando los tiempos de crecimiento, lo cual permite que sinteticen los azúcares y nutrientes del suelo. Por otra parte, el comunicado que publicó British Journal of Nutrition afirma que la demanda de estos productos está siendo dirigida por la idea de que son más nutritivos; no obstante, la opinión está dividida, puesto que algunos creen que el valor nutricional no representa una gran diferencia. Tampoco se ha comprobado que algo modificado genéticamente sea malo; de hecho, se considera que el arroz dorado puede salvar de la hambruna a millones de personas, por poner un solo ejemplo de las ventajas de los transgénicos.

Lejos de la polémica, consumir productos orgánicos puede presentar un beneficio a la salud en términos de no ingerir químicos, ya que estos han sido objeto de investigación por ser causantes de algunos tipos de cáncer.

4. ¿Y el medioambiente?

Muchos ecologistas han demostrado que el manejo de agroquímicos ha traído consecuencias negativas al planeta, como la pérdida de fertilidad en los suelos y la contaminación de las aguas, además de alterar la biodiversidad en ciertos ecosistemas. El presidente de Fedeorgánicos se suma: los químicos agrícolas producen gases de efecto invernadero, por lo que al realizar una producción orgánica se hace un aporte para mitigar el cambio climático.

ORGANICO-VS-NO-ORGANICO-INSIDE-5
5. Restaurantes orgánicos.

En un restaurante de este tipo se abren las puertas a los seguidores de la cocina ecológica, a quienes sienten preocupación por el medioambiente y buscan hábitos alimenticios de consumo saludable y responsable. Por eso, también hicimos una ruta de comida vegetariana por el país. De todas formas, queda la duda sobre la definición de una dieta saludable, si no se trata de una etiqueta que hace lo mismo que el simple hecho de comer de manera balanceada, sin importar el origen de los alimentos. Por ahí dicen que todo exceso es vicioso. Al final, puede ser una cuestión de gustos y elecciones.

6. Los productos orgánicos suelen ser caros.

Lo orgánico sube alrededor de 30% del valor de lo convencional. Así lo afirmó Yolanda González, administradora de Bioplaza. Estos productos son más escasos de conseguir, entonces se convierten en un lujo y en un factor excluyente; además, el precio final depende del canal que el alimento debe seguir, que desde su producción tiene un costo mayor.

7. Para el productor también es costoso cultivarlos.

La alimentación orgánica suele salir de las fincas y, aunque hay un amplio mercado de productos no certificados, los que quieren ponerle un sello de acreditación a sus cosechas para exportar, deben pagar. Esta certificación regula y hace un control del producto desde el momento de la siembra hasta que llega al consumidor final y le permite al productor acceder a plataformas más grandes.

Otro de los factores por los que suben los costos es que, al no utilizar químicos, se pueden sufrir daños o plagas en los campos. Para ser consecuentes, quienes cultivan deben dar un uso adecuado a la tierra y esperar un tiempo para que sea apta para la siembra.

En comparación con países desarrollados, en Colombia la producción orgánica presenta más rendimientos, según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), debido a que los procesos no están tecnificados, los insumos sintéticos son caros y la mano de obra es barata.

ORGANICO VS NO ORGANICO INSIDE 11

8. Eso ya existía.

Durante milenios han existido la chagra, el acolchado y la integración y la rotación de cultivos. A mediados del siglo XX, la revolución verde extendió a otros países –principalmente desarrollados– la agroindustria, que consiste en sembrar sobre un terreno una sola especie para que genere mayor producción con agua, fertilizantes y plaguicidas, dejando a un lado lo tradicional que ahora se ha vuelto a usar. Claro: una de las luchas más tristes e ignoradas es la de los campesinos que han tenido que pagar licencias para poder cultivar, lo que vulnera el derecho a la alimentación y al conocimiento transmitido, así como el respeto por las semillas que no han pasado por procesos químicos o de patentes comerciales.

ORGANICO-VS-NO-ORGANICO-INSIDE-9
9. Hacen falta capacitación e información.

Aunque es necesario un correcto aprendizaje y difusión de este tipo de cultivo, algunos productores colombianos aún conservan las formas tradicionales de siembra lejos de productos químicos. El Ministerio de Agricultura y la FAO actualmente adelantan talleres y programas de capacitación en veredas y localidades que muestran que la agricultura ecológica puede beneficiar tanto a los grandes productores como a las huertas de la casa para producir alimentos de consumo familiar que ayuden a mitigar la escasez y la malnutrición. Otras entidades como Fedeorgánicos realizan algunos eventos para dar información. Así mismo, en algunas ciudades de Colombia, hay organizaciones sin ánimo de lucro que, generalmente con objetivos de resistencia, realizan cultivos acordes con la producción orgánica.

10. Se requiere un mejor uso del suelo.

En Colombia hay que potenciar la agricultura orgánica y promover un mejor uso del suelo. De los 7,1 millones de hectáreas de tierra que podrían trabajarse para la agricultura, sólo 23.000 están destinadas y certificadas para la producción orgánica. Falta muchísimo por corregir en una posible reforma agraria para dar un manejo más adecuado a los miles de terrenos mal explotados del país.

BTNESPECIAL

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

instagram

INSTAGRAM