Así ha evolucionado Superman

Hace 80 años conocimos a Superman: llegó de Krypton a la Tierra en un cómic que pretendía salvar el mundo. En 1978 pasó al cine con el mismo traje rojo y azul. En su versión más reciente, lo vimos vistiendo un traje más oscuro, solemne. Así ha evolucionado el estilo de Superman.

separadorEntrada  Superman-Bcnk-SEND

Si cerrara los ojos y visualizara a Superman, ¿cómo lo vería? ¿Se materializarían primero sus colores o el símbolo en su pecho? ¿Qué tan brillantes serían los tonos del traje? ¿Recordaría la capa ondeando? ¿La pose del héroe? ¿Pensaría en Clark Kent?

Han sido ochenta años desde su primera aparición en Action Comics No. 1, y cuarenta desde Superman: The Movie (1978). Sea usted un fan de los cómics o una persona ajena a esta pasión, seguro fue capaz contestar estas preguntas –claves para entender la evolución del Hombre de Acero a lo largo de su historia- y de pensar en una S gigante en tonos primarios y una capa al viento.

Action Comics 1

// Tomado de: vignette.wikia.nocookie.net //

Cuando la historia escrita por Jerry Siegel y dibujada por Joe Shuster se alistaba para hacer su debut en Action Comics No. 1 en 1938, el proceso de impresión tenía algunas limitantes que definían los esquemas de color. En las primeras pruebas para la portada, Superman vestido en azul y rojo sostiene un auto también rojo, que luego pasó a verde para no competir con el protagonista de la escena. Se añadió el amarillo al emblema en su pecho para hacerlo llamativo y el personaje pasó a impresión luciendo los tres colores primarios, una decisión que, por azar o estrategia, sumaba a lo icónico de su imagen. La pureza del amarillo, azul y rojo es una de las razones por las que los relacionamos con valores inamovibles. En occidente, interpretamos vigor y audacia en el rojo, inteligencia y confianza en el azul, y energía en el amarillo. La mezcla revela los múltiples atributos del superhéroe y por eso algunos de los más reconocidos (tanto de Marvel como de DC) visten con la combinación de dos o tres tonos primarios. De hecho, muchos artistas de cómics reconocían el poder del color y asignaban a los villanos tonos secundarios en gamas más oscuras que establecían un contraste con los héroes. Era un recurso para que los lectores identificaran al villano a simple vista.

Es un hecho que el azul y el rojo hacían un fuerte llamado al patriotismo norteamericano. Siegel y Shuster, hijos de inmigrantes, crearon una historia de un ser heroico de otro mundo que llega a Estados Unidos a criarse bajo sus valores y defenderlos. Por motivo de la Segunda Guerra Mundial, lo patriótico ganó una imagen más literal en los cómics y personajes como la Mujer Maravilla y el Capitán América asumieron también los colores de la bandera (y claramente su iconografía).

Siguiendo con la silueta, la de Superman fue inspirada por las mallas de los artistas circenses, pero la mayor referencia en apariencia y habilidades vino de las historias de ciencia ficción de la época, llenas de entornos futuristas y trajes espaciales que servían de protección durante excursiones a otros planetas (tiene sentido que ese fuera el mejor look para un extraterrestre en la Tierra).

 

separador
separador CARA-03

DE LA PÁGINA A LA PANTALLA


En el hit de hace cuarenta años, Superman: The Movie, Christopher Reeve ofrece una de las más aclamadas versiones del Hombre de Acero llevando una respetuosa interpretación del traje original. Los colores eran tan brillantes que parecían levantados de las páginas del cómic, la mejor forma de hacerlo visible en las escenas cuando cruza volando a toda velocidad los planos abiertos.

También se le dio mayor protagonismo asignándoles a todos los otros personajes colores más opacos y en gamas diferentes, de esta manera, el traje era punto focal en cualquier escena. Aunque se trata de un truco común usado en el cine, televisión y hasta dibujos animados, no todas las adaptaciones del héroe han querido destacar tanto el brillo de su traje clásico.

En los noventa, la adaptación popular Lois & Clark: The New Adventures of Superman, se enfoca en la dinámica entre Superman y Louis Lane. La serie, siendo bastante light, le dio nuevos matices a la personalidad de Clark y relajó muchos atributos rígidos de la actitud de Superman. No hubo un gran esfuerzo por alterar sus prendas o darles otro significado, pero entrega se destaca por ofrecer una divertida versión del origen del mítico traje: una escena en la que descubrimos que fue diseñado por Martha Kent. Nos regalan además la secuencia cliché del personaje probándose atuendos locos con música de fondo, un verdadero hito de Hollywood.



Esta versión es similar a la del cómic: Martha Kent cose su traje utilizando las telas en las que llegó envuelto Clark/Superman de bebé. Es tela de Krypton y, por este motivo, el tejido resistirá las balas y demás intentos por herir a nuestro héroe.

0O1Xn

YByMo

Superman Returns (2006) lo devolvió al cine en un mundo algo anacrónico, aprovechando las líneas retrofuturistas del art deco en la dirección de arte y usando una colorización opaca en la que el traje de azul brillante se convierte en un punto de atención indiscutible. Tanto el traje como la caracterización de Brandon Routh intentaron imitar el éxito de Christopher Reeve casi treinta años antes. Se modernizó el look y se ajustó el tamaño del logo y los calzoncillos rojos, buscando mayor armonía con las proporciones del actor. La disminución de la S le daba al pecho de Routh mayor volumen y junto al tiro bajo de los calzoncillos, aumentaba el largo de su torso. La película no fue muy exitosa en taquilla y descartaron la posibilidad de hacer una segunda parte. Algunos críticos consideran que la actuación de Routh no tuvo carisma, que “llenaba el traje” pero no lograba conectar como lo hacía Reeve. Crearon un muñeco perfecto de Superman y no fueron capaces de darle vida.



Hoy en día, el género de cine de superhéroes es más competido que nunca. La pelea entre estudios para lograr la película más taquillera ha obligado a una revisión más rigurosa de la estructura narrativa, el diseño de producción y todo lo que pueda resultar en fórmula de éxito.

Tras la icónica trilogía Dark Knight (2005-2012) de Christopher Nolan, que redefinió a Batman para las nuevas generaciones y fue un hito en las taquillas, la apuesta por reconstruir el mito de Superman para cine fue imitar esa misma oscuridad y complejidad emocional del personaje, algo en contraposición con las interpretaciones cinematográficas previas. Man of Steel (2013) de Zack Snyder muestra un Clark Kent sin la claridad moral de sus versiones previas, alguien que ha escapado toda la vida de su identidad alternativa y, con el descubrimiento de una nave kriptoniana atrapada en el hielo, se encuentra con quien es realmente: Kal-El.



La película aún no lo identifica como Superman, indicando que el símbolo en su pecho no es una “S” sino el emblema de su familia, que significa “esperanza”. El traje es una malla kriptoniana básica para usar bajo la armadura, por lo que vemos a otros personajes del planeta originario del héroe con indumentaria parecida, incluyendo a su papá, Jor-El, y al General Zod, villano de la película. Se oscurecen los colores y se eliminan los calzoncillos rojos, con la intención de darle más realismo a la imagen extraterrestre del atuendo. Desde la dirección de arte y el vestuario, alinean el estilo, las texturas y acabados, para reflejar la cultura material de Krypton, donde se fabricó la pieza.

Esta ha sido la mayor evolución del look en su historia cinematográfica y las apariciones posteriores en la franquicia de Justice League han hecho solo ajustes menores. En este nuevo traje, las líneas que abrazan los laterales del torso generan un espacio negativo necesario para marcar la cintura donde antes estaba el cinturón amarillo, y también exaltan los músculos del personaje. El tema de dibujar músculos para reforzar su superioridad con respecto a nosotros, normales es una tendencia común en cuanto a caracterizaciones de superhéroes contemporáneos.

Un detalle que vale la pena contar: no solo se oscureció el color del traje, en realidad toda la película tuvo un filtro oscuro que, para algunos fans, se separaba demasiado de la atmósfera que debía generar una historia de Superman. VideoLab, un laboratorio de postproducción en Barcelona, le mostró al mundo cómo se vería la película con sus colores restaurados y más brillantes. Para muchos, fue una mejora inmediata.

man-of-steel-colorized

// Tomado de: http://fortalezadelasoledad.com //
separador

separador CARA-02

OTROS TRAJES

Volviendo a los cómics, es importante mencionar lo que ocurre en los de 1993, tras la publicación de Death of Superman, donde nuestro protagonista “muere” a manos del villano Doomsday. Estos cómics posteriores, llamados Reign of the Supermen, muestran la aparición de cuatro personajes misteriosos, que parecen ser su versión resucitada:

Eradicator Superman

Last Son of Krypton: Lanza energía a través de sus manos y es sensible a la luz ultravioleta, por lo que utiliza un visor amarillo. Su atuendo también elimina el calzoncillo rojo y emplea azul más oscuro en los laterales del cuerpo, lo que le da una apariencia sumamente estilizada que remata con el emblema más grande que nunca.

Adventures of Superman 501

Superboy: Es tal vez una de las más interesantes reinterpretaciones del personaje, con un estilo afín al de sus lectores jóvenes. La parte inferior de su traje es roja, con botas y cinturones negros. Lo realmente novedoso es que deja atrás la capa y en cambio enmarca su emblema en una chaqueta de cuero, una prenda que habla de rebeldía. Junto con sus nuevos lentes oscuros, la intención es claramente rejuvenecer los símbolos y borrar algo de su solemnidad (a mí me encanta).

Man of Steel 22

Man of Steel: Es la nueva identidad de John Henry Irons, un diseñador de armas que decide honrar la memoria de Superman creando para sí mismo una armadura completamente metalizada con el emblema del verdadero Hombre de Acero en, bueno, acero. El único aporte de color que nos liga al héroe es la capa roja.

154394-52671-cyborg-superman super

Cyborg Superman: Técnicamente utiliza el mismo traje, solo que ahora partes de su cuerpo son piezas mecánicas descubiertas. Es como si cruzáramos a Superman con Terminator (tal vez hay algo ahí, DC Comics).

Eventualmente, el verdadero Superman hace su regreso con un traje en un color inesperado: negro. Junto a la relación simbólica del color negro con la otra vida, en el cómic nos explican que se trata de un traje curativo kriptoniano que absorbe más rápidamente el poder del sol para curar heridas.

Fun fact: Este Superman monocromático iba a tener una aparición en Justice League (2017), pero tras la percepción negativa del público ante el avance “oscuro” de la historia en Batman vs. Superman: Dawn of Justice (2016), se quiso dar más actitud positiva y color a la historia y el traje negro original terminó colgado en la Fortaleza de la Soledad, solo visible en una escena cortada.


separador
separador CARA-01
¿Y CLARK?

La misión del reportero de The Daily Planet es precisamente pasar desapercibido, por lo que su look nunca ha estado marcado por el riesgo. Por el contrario, Clark suele llevar la indumentaria más discreta de su época: en las primeras décadas lo vimos de traje y sombrero, hoy en día lleva hasta chalecos y camisas a cuadros con jeans. En ocasiones, un toque discreto de azul o rojo sirven para recordarnos su otra identidad, y los dos tonos suelen evitarse en el vestuario de personajes secundarios.

Los lentes de Clark y su carácter cobarde y debilucho han sido la máscara más efectiva para ocultar su identidad pues, mientras otros superhéroes cubren su rostro, nuestro héroe podía estar frente a la mujer que lo amaba como Superman sin que ella lo viera como algo más que un colega despistado.

Si hay algo por destacar es que Clark debió tener un presupuesto destinado a comprar camisas nuevas o debió volverse hábil para pegar botones (sin duda algo que Martha Kent le habría enseñado a su hijo). No hay escena más representativa de este personaje que cuando rompe su camisa para revelar la S, el símbolo de la esperanza. Y ese es el momento en el que nuestro héroe se está quitando el disfraz, no se lo está poniendo.

Superman-SOLO
*La autora quiere agradecer a Federico Arteaga y Julián Gutiérrez por su asesoría.

separador

COMPARTIR ESTE ARTICULO:

Compartir en FACEBOOK AUTORSEPARADOR

instagram

INSTAGRAM